Patrimonio Cultural

Patrimonio Cultural

Para quiénes visitan por primera vez Usaquén, recomendamos no dejar de visitar la Parroquia Santa Barbara; construida a finales del siglo XVI. Un lugar escogido por muchas parejas para celebrar el amor. Sus calles angostas y empedradas son ocupadas por los toldos de San Pelayo, nombre que se le dio al mercado artesanal y de las pulgas, que llenan estas calles de colores y objetos que no pasan desapercibidos.

 

Usaquén sin lugar a dudas es un espacio histórico que deleita no solo por sus rasgos originales y particulares de una arquitectura colonial, si no también por su flora, debido a que se han sembrado algunas especies de árboles como el eucalipto, el urapán y el liquidámbar.

 

Usaquén es la mezcla perfecta entre la modernidad y lo colonial, este barrio ubicado al norte de Bogotá es conocido por tener una amplia variedad gastronómica y cultural. Caminar sus calles angostas es recorrer el mundo a través de sus comidas: si pasamos por La Provence podremos disfrutar de un típico plato francés como el “Confit de pato” que con sus sabores nos transportará a la ciudad del amor. Pasar por Italia Rústica es una entrada obligatoria para disfrutar de una deliciosa “bruschetta boscaiola” que nos traerá los tradicionales sabores del sur de esta región. Entrar a Mediterránea de Andrei evoca las zonas del mediterráneo; sus preparaciones entre ellos el “Meze Greco -Truco” es una excelente entrada para deleitarse mientras esperas por el plato fuerte.

 

Después de disfrutar de una buena comida nada mejor para relajarse y escapar por unos minutos del ruido de la ciudad que visitar el parque de Usaquén, dónde se dan cita todos los domingos diferentes artistas que se dedican a narrar historias con el fin de hacer reír, reflexionar o simplemente entretener a todos aquellos que deciden escucharlos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *